La conducción es una forma de transferencia de energía que ocurre en los sólidos con electrones libre como los metales (que presentan un coeficiente de conductividad térmica elevado), según la cual la energía se transmite de una partícula a otra adyacente.

Como ejemplos, podemos citar a la conducción de energía que ocurre en una olla cuando ésta es expuesta al fuego. Al cabo de un tiempo, los mangos metálicos se encontrarán a altas temperaturas a pesar de que no se encuentren en contacto directo con la fuente de calor.


Artículos Relacionados:

(Visited 12 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *