La alotropía es la propiedad que poseen los elementos químicos de presentarse bajo estructuras moleculares diferentes o con características físicas distintas. De este modo, se define un alótropo como cada una de las formas posibles en que puede presentarse un elemento. Tal es el caso del carbono, que presenta tres formas alotrópicas: el diamante, el grafito y el grafeno, cada una con una estructura molecular diferente, que le confieren características físicas muy diferentes.


Artículos Relacionados:

Variedades alotrópicas del Carbono (Cuestionario 3)

 

(Visited 4 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *