Un alótropo es cada una de las formas posibles en que puede presentarse un elemento. Tal es el caso del carbono, que presenta tres formas alotrópicas: el diamante, el grafito y el grafeno, cada una con una estructura molecular diferente, que le confieren características físicas muy diferentes.


Artículos Relacionados:

Variedades alotrópicas del Carbono (Cuestionario 3)

 

(Visited 12 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *